jueves, 29 de mayo de 2008

De blanco sobre negro. De dibujos, forma y sentido

Hace sólo tres días que abrí este blog, y aunque todavía no lo había puesto por escrito, mi compromiso con él es el de escribir al menos tres entradas cada semana. Y digo tres porque me conozco, porque mientras, con la boca pequeña, me repito que lo que me gustaría es mantener mi fuerza de voluntad para tener algo que escribir CADA DÍA.
De momento lo voy logrando porque días como hoy lo ponen especialmente fácil, porque esta joya que he encontrado en yonkis.com le deja a uno sin palabras. Por la sencillez del contraste de sólo dos colores, aunque en realidad no lo sean. Por manchas de luz y sombra que una vez pintadas se pueden volver a descubrir como totalmente nuevas. Por cómo un hombre puede tocar el corazón de otro con un lienzo como testigo.
Aquí lo dejo. Si ya lo has visto los puedes volver a ver, pero si aún no lo has visto disfrútalo; que nada ni nadie te estropeen los pocos minutos que dura, porque cuando vuelvas a verlo verás un vídeo totalmente diferente: ni mejor ni peor, símplemente eso, diferente. (Y al final te daras cuenta de que éste no es de esos tópicos que se dicen por decir)

No hay comentarios:

Publicar un comentario